15 desempleados se forman para responder con eficacia a un accidente de múltiples víctimas

21 octubre, 2019
  • foto simulacro
  • burst
  • simulacro 4
  • simulacro 2
  • foto simulacro

15 desempleados se forman para responder con eficacia a un accidente de múltiples víctimas

>> La directora del SOIB, Ana Aguaded; el consejero delegado de la Escuela Universitaria ADEMA, Diego González; y la subdirectora de Humanización, Atención al Usuario y Formación del Servei de Salut, Rosa Duro, calificaron de “crucial y prioritaria” esta acción formativa

“Ante una catástrofe, responder con eficacia, rapidez y coordinación con todos los operativos involucrados es la primera norma clave”. Así lo explica, la formadora Yolanda Perelló, encargada de impartir las clases del curso sobre  atención sanitaria a múltiples víctimas y catástrofes, que se está impartiendo en la Escuela Universitaria ADEMA, incluida en el programa de formación del SOIB, financiados con fondos de la Conferencia Sectorial.

La directora del SOIB, Ana Aguaded; la subdirectora de Humanización, Formación y Atención al Usuario del Servei de Salut, Rosa Duro; y el consejero delegado de la escuela Universitaria ADEMA, Diego González, realizaron una visita informal a la clase para conocer al detalle las impresiones de los alumnos y el contenido de un programa tan específico como éste.

15 trabajadores en situación de desempleo se están entrenando para obtener el Certificado de Profesionalidad de Atención sanitaria a múltiples víctimas y catástrofes. Según explicó Yolanda Perelló se trata de un certificado de la familia profesional de sanidad, con un nivel de cualificación profesional 2, y dentro del área profesional de Atención sanitaria, con el que se pretende dotar de competencias para que se puedan elaborar y ejecutar planes de emergencia, además de ayudar en la organización y desarrollo de toda la logística que acompaña a una catástrofe, para gestionar los recursos disponibles y apoyar a la coordinación en estas situaciones.

Los alumnos durante las casi 500 horas de formación tendrán que adquirir conocimientos de cómo realizar un TRIAGE  a la llegada de la zona de catástrofe o accidente de múltiples víctimas o desastre, dependiendo de la cantidad de víctimas que tengamos y las pérdidas que se presenten y la gravedad de la situación además de saber identificar quien necesita asistencia sanitaria con premura o quien puede esperar para poder ser atendido.

Además cuando se acude a la zona de catástrofe, explica Yolanda Perelló,  se deben seguir una serie de fases para la resolución del problema, teniendo en cuenta el número de víctimas, las estructuras dañadas de la zona para poder abastecer de lo necesario, si las comunicaciones se encuentran alteradas y de qué equipos de emergencia se pueden disponer.

Por otro lado, “es muy necesario conocer los riesgos a los que se exponen, junto a los Equipos de Protección Individual (EPI) y cómo deben de obedecer al Centro Coordinador de la Catástrofe en todo momento”.

Asimismo, los participantes deberán conocer la logística necesaria para este tipo de actividad, no sólo para descifrar qué medios van a necesitar sino también conocer la logística sanitaria, el material específico que en ocasiones necesitan de un tratamiento, almacenaje y transporte diferente. Para conseguir una mayor gestión del tiempo de respuesta, en opinión de Yolanda Perelló, deben conocer todos los planes de emergencias y logísticos de la zona donde van a desarrollar esta labor, al igual que cómo se organizan las estructuras sanitarias para asistir a las víctimas y cómo se deberán llevar a cabo las evacuaciones de éstas.

En cuanto a prácticas, realizarán actividades en el 061 para saber llevar a cabo soporte vital básico y avanzado, y saber actuar ante casos como niños, mujeres gestantes o neonatos. Todo un paquete de acciones para poder restablecer la situación de normalidad, en el menor tiempo posible.

Tanto el consejero delegado de la Escuela Universitaria ADEMA, Diego González, como la directora del SOIB, Ana Aguaded, coincidieron en afirmar que es importante realizar una fuerte apuesta por la formación de las personas trabajadoras porque entendemos que una sociedad formada repercute en el global de la economía, en la empleabilidad de las personas, en la competitividad de las empresas y en la eficacia de los servicios públicos.

Para Diego González y Ana Aguaded, “cursos como éste son necesarios para potenciar las habilidades de profesionales capaces de atender psicológica y socialmente a personas que se enfrenten a episodios traumáticos,  como pueda ser una catástrofe o un accidente. Baleares tiene que poder responder con eficacia y contundencia a este tipo de situaciones con la mejor formación”.

Por su parte, la subdirectora de Humanización, Atención al Usuario y Formación del Servei de Salut, Rosa Duro,  calificó de “prioritaria” la formación de especialistas en atención sanitaria a múltiples víctimas y catástrofes. Es crucial contar con especialistas formados para poder actuar con la mayor rapidez y eficacia ante una situación extrema, por lo que agradece a la Escuela Universitaria ADEMA y al SOIB la iniciativa para poder contar con más especialistas formados”.

Dejar un comentario

(requerido)

(requerido)

(requerido)

Siguenos en nuestras redes sociales